• Inicio>
  • La piel sensible: escuchar cómo se siente

Para mejorar la calidad de vida de pieles sensibles

Piel sensible: escuchando cómo te sientes

Tener piel sensible o algún problema (intolerancia, propensidad a la dermatitis atópica, propensidad al acné) significa experimentar un sentimiento particular que a veces es difícil de explicar. Sin embargo, en el Laboratorio Dermatológico La Roche-Posay estamos convencidos que considerar estos aspectos sicológicos es un paso escencial para ofrecerle a las personas con piel extremadamente frágil una solución innovadora y efectiva.

Más allá de los sintomas, el problema de la calidad de vida

Un estudio patrocinado por el Laboratorio Dermatológico de La Roche-Posay mostró que sobre el 50% de las mujeres declaran tener piel sensible. Causada por una mayor sensibilidad en las terminaciones del nervio epidermal y una baja en el umbral de reacción, esta sensibilidad se ve reflejada en signos clínicos: rosácea, enrojecimiento, irritación, etc. Frente a estos signos, el Laboratorio Dermatológico La Roche-Posay se impuso la tarea diaria de establecer el balance perfecto entre efectividad y tolerancia para todas sus formulaciones.

Sin embargo, encima de estos signos clínicos que pueden ser identificados por un dermatólogo, la piel sensible, así como muchas condiciones deramtológicas (dermatitis atópica, eccema, acné, rosácea, etc.), pueden tener también impactos  más insidiosos. La calidad del sueño, la autoestima, el bajo rendimiento en el colegio o en el trabajo, etc.: las consecuencias de los problemas a la piel, algunas veces pueden estropear la vida de aquellos que las sufren. A pesar de esto, su importancia es muchas veces subestimada. Para nosotros, es inconcebible no responder con la misma determinación que el aplicado con los síntomas reales.

Una herramienta visionaria: el índice de calidad de vida

Conscientes de la dificultad de medir la impresión de cada una de las personas, el Laboratorio Dermatológico La Roche-Posay decidó usar una tabla de análisis científico. Por esta razón, hemos elegido adoptar una herramienta de referencia patentada que es usada en numerosos campos de la medicina para medir la correlación entre signos clínicos e impactos naegativos en el día a día: El índice de Calidad de Vida.

En varias etapas de la evaluación de nuestros productos para el cuidado de la piel, se les entrega un questionario a los voluntarios preguntándoles sobre diferentes aspectos de su vida diaria: sentimientos negativos, desórdenes del sueño, vida social, etc. Al comparar los resultados obtenidos al principio y al final del estudio, somos capaces de medir la efectividad de nuestros productos en la calidad de vida de los pacientes. Esta fabulosa herramienta representa una nueva oportunidad para desarrollar programas terapéuticos a medida que son más efectivos y más precisos que cumplan todas las necesidades de una piel sensible, desde los signos clínicos hasta los impactos terapéuticos.

Acompañándote en el camino al bienestar


Además de los productos personalizados y efectivos que son suaves para la piel sensible, La Roche-Posay ofrece talleres a aquellos afectados por ciertas patologías, durante el cual pueden aprender a llegar a reencontrarse con su imagen gracias a técnicas de maquillaje correctivo y adoptar pasos diarios para hacer de su vida una más cómoda.

11El estudio se llevó a cabo en más de 3.000 mujeres en China, Brasil, Estados Unidos, Alemania y Francia.
22Fuente: L'Oréal Research